El Hombre del Puerto

En un rincón entre Benicarló y Peñíscola, un joven prometedor por sus capacidades físicas y ávido de nuevas experiencias, conoce a un anciano fascinante. El Hombre del Puerto, en el último tramo de su vida, le transmite un mundo de conocimientos y misticismos estrechamente relacionados con la autosuficiencia, el ser uno mismo y vivir cada día como si fuera el último. Dos soñadores que hablan de heridas incurables, deseos incumplidos y lecciones intercambiadas en la orilla del mar. Una historia edulcorada, cuyos factores deben ser descubiertos uno a uno, con paciencia y atención. Una lectura pausada, pero trufada de emociones propias de un adolescente. Toda una odisea de romanticismo incomprensible para muchos, imprescindible para otros.
En un rincón entre Benicarló y Peñíscola, un joven prometedor por sus capacidades físicas y ávido de nuevas experiencias, conoce a un anciano fascinante. El Hombre del Puerto, en el último tramo de su vida, le transmite un mundo de conocimientos y misticismos estrechamente relacionados con la autosuficiencia, el ser uno mismo y vivir cada día como si fuera el último. Dos soñadores que hablan de heridas incurables, deseos incumplidos y lecciones intercambiadas en la orilla del mar. Una historia edulcorada, cuyos factores deben ser descubiertos uno a uno, con paciencia y atención. Una lectura pausada, pero trufada de emociones propias de un adolescente. Toda una odisea de romanticismo incomprensible para muchos, imprescindible para otros.
 
 

Back to top